28 feb. 2014

Espectacular busto de Senador Romano

 
 
He conseguido hacerme con una copia de un busto que es una delicia. Se trata del Senador Romano escala 1/12 que forma parte del catálogo de Heroes & Villains Miniatures, realizado por Juan Díaz, sin duda uno de los mejores escultores y modelistas de miniaturas del momento.
 
La verdad es que vale la pena echar un vistazo a algunos detalles, sin pasar por alto la prestancia y belleza de toda la figura al completo por donde se la observe.
 
El rostro, con personalidad propia. Las arrugas y marcas de expresión parecen naturales.
 


Por no hablar de la mano que sujeta la toga; una maravilla llena de detalles y con unas venas marcadas lo justo.



Como os habréis dado cuenta, los pliegues de la túnica y la toga reflejan la caída natural y los efectos de la presión del antebrazo y la mano sobre la vestimenta que mostrarían los tejidos reales. La gran calidad de la resina permite disfrutar de todas esas cuestiones.

En suma, que es una maravilla y que ya sin pegar las dos piezas que lo conforman presenta un aspecto impresionante. Enhorabuena al artista y a la marca que tiene el privilegio de tenerla en su catálogo.


¡Un saludo!

KPG
 

26 feb. 2014

Inicio de la restauración de un templario


La miniatura que aparece en la fotografía superior es una figura del catálogo de Romeo Models de 54 mm que me encantó nada más verla y que pinté hace bastantes años. Decidí restaurarla, ya que el primer pintado no me gustó nada, Además, había bastantes fallos y quería mejorar la ambientación inicial, que era muy pobre. De momento le incorporé un arbusto en la parte inferior e inicié el repintado de la vesta, dejando la capa para más tarde.  Quizás le añada un escudo colgado para dar un poco de color a la espalda, un poco sobria. Pasados unos años, la capturo de nuevo y sigo con la "recuperación" hasta donde pueda y hasta donde sé...

Es más complicada de manejar, ya que toda la estructura formada por la figura y la propia peana pesan más y en algunos momentos es difícil mantener el pulso para trabajar alguna área escondida con el pincel. Pero la decisión está tomada y no puedo ni quiero dejarla así.

He empezado hoy y he intentado mejorar un poco el pintado de la cruz del pecho. Estaba así de mal, con brillos y con problemas de integración en el ondulado de la vesta.


En primer lugar, he elegido una nueva serie de colores rojos para trabajar las luces y las sombras. Esta ha sido la gama inicial: negro, rojo cadmio tostado, rojo carmín y rojo cadmio claro.

 
 
Para las últimas subidas y las luces incorporé el amarillo intenso con mayor cantidad a la mezcla de rojo cadmio y rojo carmín.



Este es el esquema de ubicación de los colores en la primera tanda de trabajo.


A continuación, los colores ya un poco más integrados y con la perspectiva que coincide con la dirección de la luz elegida.


Llega el turno de trabajar con el blanco que rodea a la cruz del templario. He realizado estas mezclas, con negro, marrón cubierta y blanco en diferentes proporciones. En el extremo izquierdo, una mezcla de la última sombra con tierra oscura. Este color tiene que jugar un papel importante porque con él querría integrar la figura en la escena. Así que lo tendré en cuenta para trabajar los tonos.


Luego de otro rato de trabajo, y de esmerarme en perfilar los límites de la cruz, este es el aspecto que ha ido adquiriendo.


Mejoraré más adelante las transiciones entre algunas luces naranjas máximas de las arrugas y la mezcla que las "persigue", pero de momento lo dejo así.

El templario seguirá esperando. Mientras envaina la espada se cerciorará de que algo que le llamó la atención no era el enemigo que esperaba. Sólo ha sido una falsa alarma...


¡Un saludo!

KPG

19 feb. 2014

Esquemas de iluminación



Mientras aprendemos a generar dimensiones con la pintura de las luces y las sombras sobre los volúmenes de una figura de acuerdo a la dirección que decidimos que tendrá la luz principal, puede ser útil realizarse esquemas de iluminación para saber dónde ubicarlas mejor y conseguir mejores contrastes entre zonas claras y zonas oscuras. El ejemplo que encabeza el post seria el más simple de todos para una luz cenital sobre, por ejemplo, una arruga. La luz máxima (L2) se encuentra al otro extremo de la sombra máxima (S2). El color base (B) quedaría en el centro.

Veamos otros ejemplos más, esta vez con objetos tridimensionales y con ubicaciones diferentes de la luz principal. Primero, un cilindro. Un objeto curvo...

 

 
 
Y ahora un prisma rectangular.
 
 


En lugar de prismas, podemos imaginarnos que vemos las figuras o las escenas.

Los esquemas de iluminación pueden ser, como estos, bastante personales. Cada quién puede hacerse los que crea que mejor le ayuden a reflejar el tratamiento lumínico que desea de una o las diferentes fuentes de luz en la figura o la escena.

¡Un saludo!

KPG

16 feb. 2014

Avances con el camuflaje alemán hoja de roble


Queda figura para rato, pero por lo menos ya he empezado con la parca reversible de este carrista alemán. De momento he pintado la base, marcado las costuras y colocado las manchas naranjas fundamentales procurando seguir modelos de patrones reales. Luego he empezado a rodearlas con un color mas oscuro. Cuando las tenga todas, tocará repaso general mancha por mancha, trabajos para unificar, subidas, bajadas y algunas luces en lugares estratégicos sin pasarse. Todo bastante incipiente pero de momento lo muestro para dar testimonio de que sigo trabajando en ella.

¡Un saludo!

KPG

6 feb. 2014

Un lago infranqueable


El lago es infranqueable. El caballero debe esperar un poco más si quiere cruzarlo sobre alguna embarcación. Si no, no tiene más remedio que rodearlo, lo que le hará perder más tiempo del deseado para continuar su camino hasta el puerto desde donde podrá embarcar hacia Tierra Santa. Mientras toma una decisión, pasea su mirada hasta donde la vista se lo permite, a pocos centímetros de la superficie de ese lago, cubierta por una capa de hielo aún demasiado delgada para poder andar sobre él sin peligro de que se rompa bajo sus pies...

Esto, más o menos, es lo que quería explicar en esta escena que tiene por protagonista a la excelente figura "Crusader" de Nocturna de 54mm. y que he acabado hace unas horas.

Espero no aburriros con algunas fotos y explicaciones del proceso que dividiré en dos 'posts'. En este primero hablaré del pintado de la figura, mientras que dejaré para más adelante otro hilo en el que explicaré cómo me planteé la elaboración del terreno y la ambientación.

Empecemos, pues. En esta ocasión utilicé imprimación negra. Quería empezar desde abajo y me pareció interesante probar con esta base. También los reflejos me indicaban cuáles podían ser las zonas más claras y las más escondidas a la luz.


He visto muchas propuestas pictóricas de esta figura. Decidí darle un color cercano al púrpura a la prenda interna que sobresale -si era un caballero o noble quizás se lo podía permitir-, mientras que elegí un aspecto parecido al del cuero para la externa aunque también con connotaciones de material de buena calidad. De esta manera garantizaba el contraste. Como colores base, elegí el azul de Prusia oscuro y el rojo cadmio tostado.


Pasé luego al trabajo con el rostro. La verdad es que la cara es el vivo retrato de Liam Neeson, así que mis felicitaciones a Iker Gorostiola por su excelente trabajo. Intenté darle un aspecto un poco bronceado por el sol en las luces pero intentando reflejar cierta sensación de frio en las mejillas, así que empleé el carne dorada para las zonas más expuestas y un poquito de rojo violeta para las más escondidas a la mezcla ya habitual de rojo cadmio con arena marrón.




Trabajé primero con las zonas superiores de la figura, con varias mezclas de azules, sin olvidar que quería dar un aspecto de prenda clara, de calidad y cercana al púrpura. El azul de Oxford y  el púrpura real jugaban un papel importante, con algunos pequeños toques de azul de Prusia y azul de Prusia oscuro en las mezclas para las partes más alejadas del impacto directo de una luz de finales de invierno.





En el caso de la sobrevesta roja, los que muestro a continuación fueron los colores empleados: la base era el rojo cadmio. Para las subidas, añadía arena marrón y en el caso de las luces de los volúmenes más expuestos, añadía carne dorada a esa mezcla anterior. Para las sombras, mezclaba el rojo cadmio con azul de Prusia oscuro y, aunque no me acordé de hacer otra foto posteriormente, también empleé en algunas hendiduras mezclas con marrón chocolate.


Algunas fotos con encuadres más cerrados en las que intento mostrar el reparto de luces y sombras en la sobrevesta roja. Intenté no forzar mucho los contrastes, y que diera la impresión que una luz relativamente suave golpeaba los pliegues más bruscos de una tela de protección y abrigo de buena calidad.
 


 

Me dediqué después a trabajar con la ambientación. Este es el aspecto de la figura con todos los elementos del suelo, hierbas y hojas desperdigados sobre el suelo y la capa de hielo del lago.


Aunque la habéis visto en alguna foto anterior que he utilizado para hablar de la sobrevesta, la espada fue el último elemento de la figura que coloqué y que pinté antes de pegarla a la miniatura. Pensé que este caprichoso caballero no quería deshacerse de su mejor vaina, protegida con una bella funda de cuero teñido de rojo escarlata y que ya lleva algunos arañazos producto de los roces del largo camino andado hasta esa jornada. La pinté de un color más vistoso para que llamara la atención si se ve la figura desde ese lado. Contrasta con todos los demás colores y le da un poco más de vida a un espacio que pensaba que podía quedar un poco apagado.


El ensuciado siempre me ha parecido una de las partes más difíciles del pintado de una figura, ya que puede dar al traste con un buen trabajo si no se realiza con cuidado y no resulta verosímil. Pero claro, limpito, limpito no podía ir... Para dar aspecto de piel al cuero de las botas hice dos cosas: les di una pasada con alguna tinta marrón después del pintado y golpes de barniz brillante en las zonas más cercanas a un suelo húmedo y un tanto embarrado.


Y para acabar, unas fotos finales de la escena acabada. Para poder disfrutarla bien, me he tomado con mucha calma la elaboración de esta figura que dentro de un tiempo dejaré de ver porque pertenecerá a la colección de un compañero de hobby y que espero que le guste.







¡Un saludo!

KPG

4 feb. 2014

Preparación del espacio de trabajo y herramientas para el modelado con masilla bicomponente

 
En algún momento nos atreveremos a modelar nuestras propias piezas o complementos para las figuras que pintamos. La mejor manera de perder el miedo -si lo tenemos- es practicando. Cada material tiene unas características que determinan cuestiones como el tiempo óptimo para la manipulación, el tiempo de secado y sus condiciones, la posibilidad de modelar o esculpir detalles, etc.

En este 'post' intentaré exponer algunas cuestiones que quizá puedan servir de ayuda a alguien que desee hacer unos primeros pasos empleando para modelar la masilla Magic Sculpt. Empezaremos con la preparación del espacio de trabajo y los útiles más o menos imprescindibles.

Como se aprecia en la parte izquierda de la fotografía superior, la resina, que en realidad es el material que se emplea para modelar, está en un recipiente, mientras que la pasta que sirve para que aquella endurezca está en otro. Si somos precavidos y no los sometemos a los efectos del calor o del frío extremos o de la humedad tienen una vida útil muy larga.

Además de los dos componentes, hay que tener a mano polvos talco, vaselina, recipientes para verter líquidos, herramientas para modelar (por ejemplo, buriles, palillos, pinceles con punta de goma, espátulas con diferentes acabados -como las de un juego de dentista) y para cortar (cuchillas y regla de aluminio o similar por si tenemos que realizar cortes rectos). También resulta útil el papel de aluminio y una base de cartón o de otro material suficientemente lisa. Y, aunque no aparecen en esta imagen, no debemos olvidar el aceite corporal (o alcohol), pegamento y un pincel o varios de cerdas suaves.

En este hilo hablaremos de cómo conseguir tiras finas sin marcas. Dejaremos para otro post el trabajo de texturas. Veamos, pues, cómo puede emplearse cada elemento para ese cometido.

Para empezar, procuremos trabajar sobre una base lisa, sin textura, sobre la que podemos colocar un trozo de papel de aluminio. Yo he puesto un trozo de cartón de cierta dureza, por si tengo que realizar alguna presión o corte. Las superficies fabricadas para cortar también son óptimas, pero tenemos que tener cuidado de que no estén tan marcadas que no sean lo suficientemente planas como para obtener una fina capa de masilla lisa y sin marcas.


Luego, espolvoreamos polvos talco sobre el papel de aluminio y los repartimos y esparcimos por encima con los dedos de manera que no queden grumos. El talco impedirá que la masilla quede pegada a la superficie que usamos para modelar.



A continuación, nos untamos las manos con vaselina. Esto hará que la masilla no se pegue a nuestros dedos mientras la manipulamos.


Es el momento de coger un poco de cada uno de los dos componentes de la masilla Magic Sculpt. La resina tiene un color gris claro, mientras que el elemento endurecedor es más oscuro, de un color verde pastel.


En general, se aconseja que la proporción sea más o menos la misma. Pero si queremos tener más tiempo para el modelado y la manipulación de la masilla, porque tenemos que hacer varias piezas, o porque el trabajo con alguna de ellas es delicado y exige un trabajo más pausado, simplemente basta con variar la proporción y poner menos componente endurecedor.

Mezclamos bien hasta conseguir una pasta homogénea del mismo color (un verde gris o un gris verde, según se mire) que aplanamos cuanto podamos con los dedos y que extendemos sobre la superficie de papel de aluminio (de acuerdo con la delgadez que queramos obtener, claro). Hay quienes en lugar de poner polvos talco sobre el papel de aluminio lo harían en una bolsa de plástico en la que también introducirían la pasta de modelar, trabajando sobre ella desde fuera. Es otra buena opción.


Ahora ya podemos aplicar algún instrumento a modo de rodillo para adelgazar la masa hasta obtener el grosor deseado de acuerdo con las características de la superficie que queramos reproducir. Esto vale tanto para uniformes como para partes de carros blindados, armas, muebles, paredes o cualquier otra cosa que queramos modelar.

 
Siempre estamos a tiempo de espolvorear más talco sobre el papel de aluminio y de humedecer los dedos con vaselina para evitar que la pasta se pegue a la herramienta que haga las veces de rodillo.

 
De este modo, conseguiremos reducir la masilla hasta obtener una capa tan delgada como queramos -hasta cierto límite, claro- y que podremos cortar o manipular con las manos o con las herramientas citadas anteriormente.
 


Para acabar, sin embargo, me parece importante decir que la misión del aceite corporal (otros modelistas emplean alcohol, saliva o incluso agua) es la de trabajar sobre la masilla mientras se modela con pinceles con punta de goma -u otras herramientas para modelar- y con pinceles de cerdas finas impregnados con dicha sustancia con la intención de no dejar rastro de señales como muescas o bien huellas digitales y tener que arriesgar el modelado de una buena forma o detalle al someterlo a un lijado posterior para quitar esas marcas indeseadas.


Y de momento lo dejamos aquí. En otros hilos entraremos en detalle en la elaboración de prendas o complementos una vez hayamos obtenido esas finas capas de masilla.

¡Un saludo!

KPG