29 ago. 2014

Oficial confederado. Batalla de Appomattox (abril de1865). Revisión y puesta a punto.


Después del paréntesis vacacional es momento de retomar los proyectos pendientes. De la lista interminable que nunca acaba elijo esta figura, que forma parte del catálogo de Art Girona. Se trata de un oficial que podía haber formado parte del ejército confederado congregado en Appomattox, contingente que resultó siendo sorprendido por la llegada de refuerzos unionistas durante la noche del 8 de abril de 1865 durante la Guerra de Secesión norteamericana. Esta situación, traducida en una acción envolvente que puso contra las cuerdas al ejército de Lee, llevó al general confederado a aceptar la propuesta de rendición final pactada con Grant, la cual se firmó el 9 de abril en una granja a las afueras de Appomattox.

La verdad es que tenía muchas ganas de pintarla desde hace tiempo. Las figuras del escultor Krisztian Bodi tienen una "marca" personal que las diferencia del resto. En muchas de las que el escultor ha realizado para Art Girona puede apreciarse cómo destaca algún elemento de la anatomía de la figura alejándose de planteamientos apolíneos, pero sin dejar que la naturalidad de la postura deje de seducir al espectador.

En esta creo que Bodi consiguió dar una estupenda sensación de movimiento. El oficial está corriendo y todos sus miembros corroboran esa idea. No sobran ni faltan elementos. Están los justos.


Ya tenía la base preparada. Así que, después de la limpieza e imprimación de la figura, quedaba emplazarla sobre la misma. He optado por ponerla un poco más erguida, de manera que el punto de apoyo coincide justo con el talón de la pierna derecha que tiene avanzada, mientras que en su avance la punta del otro pie está a punto de posarse sobre un suelo irregular.

Asumo algún riesgo, ya que la peana no es muy grande y esto puede perjudicar al equilibrio del conjunto, de manera que un golpe brusco y de cierta intensidad quizá la puede hacer caer, pero espero que esto no suceda, ya que en situación normal, la escena goza de un buen reparto de fuerzas.

Y queda ubicarla de manera que desde todos los ángulos en que pueda ser vista la propuesta resulte estética y exista un contrapeso entre los elementos de la miniatura y los espacios que deja a su alrededor en la peana. Esta es la posición final que ha adoptado.





¡Espero haber acertado! Aunque ahora ya no hay vuelta atrás. Llevaré a cabo el pintado de la misma sobre la peana.

¡Un saludo!

KPG